sábado, 12 de agosto de 2017

La alimentación complementaria

Como bien dice el título del post My Baby GF ha crecido sin que nos demos cuenta y dentro de poco vamos a comenzar con la alimentación complementaria. Eso sí, sin dejar la lactancia materna. Cuando decidamos que ha llegado el momento de finalizar esta maravillosa etapa de LM haré un post donde os explicaré los comienzos y el final. Espero escribir ese post dentro de muchos meses... 
Mientras tanto voy a hablaros de la siguiente etapa que nos ocupa en estos momentos. Lo voy a hacer desde el punto de vista de una mami. No soy ni pediatra, ni nutricionista... Antes de nada quiero dejar claro que este post lo escribe la mamá de Jorge.


Desde que me quedé embarazada he leído mucho sobre bebés. Y dentro de todo ello la alimentación complementaria era una de mis lecturas habituales. Ya que como para todos papás es algo totalmente nuevo, que todos queremos hacer de la mejor manera y un tema del que aunque se ha hablado mucho, y se seguirá hablando, no hay unas pautas establecidas. ¿Qué quiero decir con que no hay unas pautas establecidas? Que en este tema cada maestrillo tiene su librillo. Aunque es cierto que cuando te pilla de nuevas tienes un montón de dudas y el tener una referencia es primordial para sentirte seguro.

Os cuento esto porque después de ver varios Vlogs, leer libros, blogs y artículos de prensa sobre la alimentación complementaria me he dado cuenta de que cómo se esta desarrollando nuestro bebé es fundamental para determinar cómo vamos a empezar la alimentación complementaria. Con ello quiero decir que lo que hagamos nosotros con Jorge no es ni lo mejor ni lo peor es como nosotros vamos viendo a nuestro chiquitín. Como dice mi hermana (mamá y maestra de infantil) cada niño tiene sus tiempos. Y que igual nosotros empezamos a introducirle los alimentos de una manera y Jorge está más cómodo o le resulta más divertido de otra. Digo divertido porque si algo tenemos claro su papá y yo es que la hora de comer tiene que ser un momento en el que él disfrute. 

Una de las preguntas que nos hemos hecho Mr GF y yo es cómo lo vamos a hacer. Si le vamos a introducir los alimentos con la técnica del BLW o si por el contrario vamos a hacerle papillas.
Bueno pues este es un tema muy personal. Vuelvo a repetir que cada papá conoce a su bebé y ellos serán los que tomen la mejor decisión en función de si ven al peque preparado para una cosa u otra. 
También el cuándo comenzamos. Al final del blog os voy a dejar los enlaces donde lo profesionales os explican cuándo podéis empezar. Ya que los casos pueden variar si se da LME o si se le da bibi. Nosotros al darle LME nos vamos a esperar hasta los 6 meses aunque no descarto darle alguna frutita unos días de antes de cumplir los 6 meses. Pero como os vuelvo a remarcar, esto depende de cada caso.
En cuanto a las cantidades que hay que dar nadie se pone de acuerdo... Por ello creo que una vez más todo depende de nuestro hijo. A mí en ese sentido al principio no me preocupa porque el alimento principal en este caso va a ser la LM. 

Y otro de los temas que más nos preocupa, y ya me meto de lleno en el tema, es que Jorge pueda ser celíaco. Es otro punto que nos preocupa a todos papás. Que el peque pueda desarrollar una alergia y/o intolerancia es una de las cosas que más quebraderos de cabeza da la alimentación complementaria, y ya si hay antecedentes familiares ni os cuento.
Es por ello por lo que se recomienda dejar 3-5 días entre la introducción de un alimento y otro para que en el caso de que le diera reacción saber qué alimento la ha provocado.

Hace unos días My Baby GF tuvo la revisión de los 5 meses y en la consulta su pediatra me explicó cuál era el proceso a seguir. Entonces tuve una mezcla de sentimientos. Mi chiquitín había crecido muy rápido y el día en el que iba a probar el gluten estaba más cerca que lejos.
Muchos me diréis que es algo por lo cual tenemos que pasar con toda tranquilidad. Pero creo que los que habéis tenido un diagnóstico tan largo y complicado como el mío entenderéis mi preocupación.  Yo quiero evitarle a mi peque todo ese calvario. Aunque es cierto que en el caso de que fuera celíaco tiene la suerte de que tanto sus papás como su entorno conoce la enfermedad celíaca. Pero hablando del tema también os tengo que decir que un día estábamos hablando Mr GF y yo sobre si Jorge fuese celíaco cómo lo llevaríamos. Entre risas yo le decía que si ahora casi no hay gluten en casa que entonces habría menos aún. Y la reflexión del papi fue que si cuando me intoxicaban en un bar él lo pasaba realmente mal y actuábamos de una manera muy comprensiva, ¿Cómo lo haríamos si le pasaba al peque? Mi respuesta fue que yo no actuaría igual. No sé exactamente cómo actuaría, pero sé que no de la misma manera. 

Después de esta reflexión de papás protegiendo a su pollito vuelvo a la consulta de los 5 meses. Le comenté al pediatra mi preocupación al respecto.
Una opción es hacerle el test genético y una vez que le hayamos introducido el gluten hacerle una analítica. Esto es porque el peque puede tener el gen (esto no quiere decir que vaya a ser celiaco sólo que genéticamente está predispuesto) y con la analítica confirmaríamos si lo es o no. Esta analítica es muy importante sobre todo para los casos de peques asintomáticos. En muchas ocasiones hemos hablado de lo difícil que es el diagnostico de la celiaquía ya que los síntomas son diversos y más difícil cuando la persona es asintomática. 
Cuando salí de la consulta me informé al respecto y os cuento, en algunos laboratorios se puede hacer mediante una muestra de saliva, mientras que en otros es necesario una analítica de sangre. Los precios oscilan entre 90€-150€ y también comentaros que si tenéis un seguro privado y el pediatra justifica esa prueba porque hay síntomas, hay antecedentes familiares o por el motivo que el pediatra considere que es necesario realizarla habría que entregar ese volante a la aseguradora y ellos se harían cargo de la prueba. Claro, esto de depende de cada caso, también de las aseguradoras y del laboratorio. Yo llamé a varios y no en todos me dijeron eso. Así que os lo pongo a modo informativo por si os pudiese ayudar.

Nosotros todavía no hemos tomado una decisión. Lo más seguro que llegado el momento le hagamos el test genético y dependiendo del resultado iríamos viendo cuál es la evolución de nuestro pequeñín.


De todas formas este post va a tener una segunda parte donde os cuente cómo ha ido todo.

Os voy a dejar los enlaces de los videos y post que he visto por si os pueden ayudar. En ellos hablan de la introducción al gluten en bebés y todo lo relacionado con la alimentación complementaria. 


- Dentro del post de Lucía ella os enlaza a esta página donde explican detalladamente la introducción del gluten.

- Este divertidísimo vídeo de Baby Suit by Pau . En el enlace del vídeo ella recomienda varios enlaces. Uno de ellos para hacer el BLW.

- Carlos González. En su libro Un regalo para toda la vida también habla del tema. Pero os dejo el enlace de una charla que dio sobre la alimentación complementaria. 

- Nosotros también tenemos la guía que nos facilitó el pediatra de Jorge donde nos  explica todo al detalle y nos pone algunos ejemplos de recetas. Os dejo el enlace de su blog. Ya que tiene un post sobre la alergia a la proteína de la leche de la vaca y la intolerancia a la lactosa muy interesante.

También tengo que decir que todo esto lo escribe una que si algo la caracterizaba de niña era el ser mala comedora... En las comidas familiares siempre sale a relucir mil anécdotas de esos años. Como que mi abuela se despertaba a las 4 de la mañana para hacerme un huevo frito porque justo a esa hora la había despertado porque tenía hambre y había que aprovechar cualquier momento que tuviera hambre para que yo comiera. Y os acordáis del anuncio del niño que le pegaba una patada a la nevera porque conservaba la comida que no se había querido comer y su madre se la guardaba para el día siguiente. Pues ese niño podría haber sido yo tranquilamente jajaja Aunque también tengo que decir que luego la comida de la nevera desaparecía por arte de magia y mi madre me preparaba otra para que comiese.
Ahora muchos dirán que me tenía que haber comido esa comida y que mi madre no me tenía que haber preparado otra. Pues bueno os tengo que decir que ahora como prácticamente de todo y que lo que en esos momentos fue una pequeña preocupación para mi familia se ha demostrado que crecí muy sana y que a día de hoy llevo una dieta muy variada.

Así que comprenderéis que una de las pautas que vamos a seguir con nuestro chiquitín va a ser enseñarle que el momento de la comida es divertido.

Y bueno como ya os he dicho esto sólo ha hecho más que comenzar.

To be continued...


Lorena Calvo
Gluten Free Para Principiantes



martes, 1 de agosto de 2017

OSG

Si os dijese que gracias a una recomendación de Sin gluten Valencia y a Noelianely, una seguidora del blog, he comido dos días en un bar donde la carta es 100% sin gluten, los postres y la masa de pizza son caseros. El menú entre semana cuesta 7,95€ (incluye primero, segundo, postre y una bebida) todos me preguntaríais al segundo que ¿dónde? Bueno pues en OSG. Está situado en el CC MN4 en Alfafar, Valencia.

Hacia días que no salía de un sitio tan contenta. Es cierto que cada vez más los hosteleros se están poniendo las pilas. Aunque este caso es diferente. Aquí la dueña es celíaca. Ahora entendéis muchas cosas verdad.
Si nos preguntasen a los celíacos cómo sería nuestro bar ideal y qué es lo que más echamos de menos cuando salimos a comer fuera de casa. Estoy segura de que la mayoría diríamos que la carta fuese como la del resto de comensales, que el pan y el postre sin gluten no fuese un lujo que sólo podemos encontrar en algunos establecimientos, que nos sirviesen la comida a la vez que a los demás, que los platos no fueran sacados de un menú infantil, que los camareros estuvieran formados y que no tuviéramos que hacer mil preguntas sobre la contaminación cruzada (tener pan sin gluten no quiere decir que sepan hacer un menú para celíacos), que no se nos cobrase un suplemento por los platos sin gluten, que cuando nos sirvieran no tuviéramos que asegurarnos de que es nuestro plato y mil puntos que a lo largo de estos años he echado de menos en más de un establecimiento (aunque estuviese formado por alguna Asociación).
También quiero añadir que después de irme alguna que otra vez malísima de un restaurante siempre he tenido más que claro que si los dueños hubieran tenido algún miembro de su familia celíacos la reacción hubiera sido totalmente diferente.

Bueno pues cuando un celíaco monta un negocio para celíacos pone mucho cariño en ese proyecto, pero ante todo pone todos los puntos que él echa de menos cuando sale de casa.


Así que aquí tenéis una vez más un bar de celíacos para celíacos.

 

La carta es 100% sin gluten. También tienen una amplia variedad de cerveza sin gluten. Entre ellas la Ámbar 0,0. Resalto este detalle porque desde que me quedé embarazada no la había visto en ningún establecimiento.

Como fuimos dos veces os voy a enseñar los platos en el orden en el que vienen en la carta. Aquí tenéis algunos de los primeros que podéis encontrar en su menú.
Nosotros cogimos diferentes para poder compartir y así probar más cosas.

   

     

En cuanto a los segundos tienen pasta, hamburguesa, etc. Pero su plato estrella son sus pizzas. 
De hecho no os podéis ir sin probar su masa.




Bueno y de los postres poco tengo que decir. Sólo que como os podéis fijar falta la foto de uno. Y es que resulta que mientras que yo fotografiaba el mío Mr GF se comió el suyo en segundos jajajaj 
Qué mejor prueba de que estaba todo buenísimo.


Para las personas que tenéis más de una alergia y/o intolerancia detrás de la carta hay una tabla de alergenos. Y también ofrecen algunos de sus platos modificando el queso por uno sin lactosa.


Cada vez que vamos a comer a un restaurante nuevo siempre le pregunto a Jorge que sí él que no es celíaco iría a ese restaurante un día a comer sin mí. Unas veces me dice que sí y otras que no. Pero en este caso me dijo que sí, que le había encantado todo y que es para volver mil y una veces.

La rapidez con la que sirven, que a los platos no les falta detalle, el precio y lo bien que atienden (aprovecho para destacar la atención del camarero que nos sirvió las dos veces) es para no cansarme de recomendarooslo.

Lorena Calvo
Gluten Free Para Principiantes